Adiós celulitis y mucho más: aceite esencial de ciprés

Adiós celulitis y mucho más: aceite esencial de ciprés

El aceite esencial de Ciprés es un árbol característico del Mediterráneo y tiene un carácter sagrado. Su aceite extraído de las ramas es especialmente utilizado como tónico de la circulación venosa, para regular la transpiración excesiva o drenar las toxinas.

Los sistemas del cuerpo en los que trabaja más específicamente el aceite esencial de ciprés es el sistema cardiovascular, músculos y huesos. El ciprés y sus grandes beneficios nos ayudan a tratar distintas cosas, entre ellas: 

– Afrontar cambio: los aromas de los aceites esenciales provenientes de cortezas, aportan una sensación de fuerza, a organizar la mente y seguir adelante afrontando cada situación, por ello es recomendable para momentos de duelo.

– Un desodorante natural: el aceite esencial de Ciprés tiene una fragancia limpia y fresca. Su propiedad anti-bacteriana previene el crecimiento de bacterias y el olor corporal, haciendo del Ciprés un desodorante natural perfecto.

– Calambres y tirones musculares: el aceite esencial de Ciprés mejora la circulación, dándole la capacidad de eliminar calambres, así como dolores. Algunos calambres se deben a una acumulación de ácido láctico, que se elimina con las propiedades diuréticas del aceite esencial de Ciprés, lo que alivia la incomodidad.

– Elimina las toxinas: el aceite de Ciprés es un diurético, por lo que ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas que existen internamente. También aumenta el sudor y la transpiración, lo que permite que el cuerpo elimine rápidamente las toxinas, el exceso de sal y el agua. Esto puede ser beneficioso para todos los sistemas en el cuerpo, y previene el acné y otras afecciones de la piel que se deben a la acumulación de toxinas.

– Alivia la ansiedad: el aceite de Ciprés tiene efectos sedantes e induce una sensación de calma y relajación cuando se usa de forma aromática o tópica. También es energizante y proporciona sentimientos de felicidad y tranquilidad. Esto puede ser particularmente útil para las personas que están pasando por estrés emocional, tienen problemas para dormir o han experimentado un trauma o shock reciente. Para utilizar el aceite esencial de Ciprés como un remedio natural para la ansiedad, puedes preparar un baño aromático con 5 gotas de aceite esencial de Ciprés o ponerlo en el difusor. Puede ser especialmente útil para difundir el aceite de Ciprés por la noche, junto a su cama, para tratar la inquietud o los síntomas del insomnio.

– Trata las venas varicosas: debido a la capacidad del aceite esencial de Ciprés para estimular el flujo sanguíneo, sirve como remedio casero para las venas varicosas. Las venas varicosas, también conocidas como arañas vasculares, se producen cuando se ejerce presión sobre los vasos sanguíneos o las venas, lo que provoca la acumulación de sangre y el abombamiento de las venas. Se puede ocupar el aceite por vía tópica para tratar las varicosas  y cualquier otra afección causada por la mala circulación, como las hemorroides.

– Trata la celulitis: el aceite de Ciprés también puede ayudar a reducir la apariencia de la celulitis, o lo que es lo mismo, la piel de naranja en las piernas, el trasero, el estómago y la parte posterior de los brazos. Esto a menudo se debe a retención de líquidos, falta de circulación, estructura débil de colágeno y aumento de grasa corporal. Debido a que el aceite de ciprés es un diurético, ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de agua y sal que puede producir la retención de líquidos. También estimula la circulación al aumentar el flujo sanguíneo. Puedes usar el aceite esencial de Ciprés por vía tópica para tratar las a celulitis.

Ahora te vamos a dar algunos tips y recetas para que sepan como ocupar el aceite esencial de Ciprés en el día día:

¿Cómo aplicar el aceite esencial de Ciprés?

 En difusión.

 Tópicamente, diluido en un aceite vegetal o alguna crema.

Recetas con el aceite esencial de Ciprés

1- Para tratar varices: agregar 2 gotas de Ciprés, 2 gotas de naranja dulce y 2 gotas de Cedro de Atlas a 3 nueces de crema corporal La Rosée, mezclar bien y hacer masajes ascendentes, siempre en sentido al corazón.

2- Desodorante natural: ¿no quieres utilizar un desodorante industrial? Acá tenemos la solución simple, ecológica y natural!! 

agregar 1 gota de aceite esencial de Ciprés a una cucharadita de aceite de coco y aplicar en la zona afectada por exceso de sudoración, axilas o pies. Esperar que se absorba y luego proceder a vestirse. 

3- Afrontar duelos o periodos de cambios: colocar 4 gotas de Ciprés y 2 gotas de bergamota en el difusor con agua filtrada. 

4- Anti-celulítico casero:  diluye 2 gotas de Ciprés en tu nuez de crema corporal La Rosée, mezcla y al aplicar realiza masajes en sentido al corazón, en las áreas afectadas 2 veces al día, idealmente en la mañana y a medio día para aprovechar del drenaje (después de las 18.00 los riñones son menos eficientes). 

Para que los masajes sean bien eficaces es importante durante todo el proceso de beber agua de baja mineralización en la mañana, hacer ejercicios y no vestirse con ropa apretada para favorecer la circulación sanguínea.

5- Para controlar la ansiedad: agrega 5-7 gotas de aceite de Ciprés en tu difusor para mantener el equilibrio emocional, inducir efectos energizantes y tranquilizantes, y prevenir los sentimientos de ansiedad o angustia.

6- Para el cuidado del cabello: añade 1-3 gotas de aceite de Ciprés a tu champú, acondicionador o lavado facial. Es perfecto para una limpieza profunda, y es beneficioso para la piel y el cabello debido a sus propiedades anti microbianas.

Precauciones con el aceite esencial de Ciprés:

– No usar en caso de cáncer hormonodependiente (mama, útero, ovarios, próstata)

– Mantener fuera del alcance de los niños, bajo prescripción médica para niños menores de 6 años. 

– Mantener siempre el frasco cerrado, lejos de calor y luz solar.

– En caso de epilepsia y alergias a moléculas aromáticas, evite el uso de aceites esencial.

– Evite contacto con las mucosas (ojos, oídos, nariz, etc). 

– No usar en mujeres embarazadas o lactantes.

– Lávese bien las manos con jabón, preferiblemente después de cada aplicación.

¿Te gustó este artículo y los tips? No dudes en compartirlo a tu amigas. 

Deja una respuesta